El Dulce Sabor de la Venganza (Joe Jonas & Tu) Capitulo Final

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Dulce Sabor de la Venganza (Joe Jonas & Tu) Capitulo Final

Mensaje por Anyi el Mar Mayo 03, 2011 2:02 pm

Hola Chicas! como estan? Bueno les traigo esta adaptacion de una nove que me gusto muchisimo espero que les guste.. comentee para saber que tal les vaa! Aqui les va el Argumento y el Prólogo:

El Dulce Sabor de la Venganza


Joseph Jonas es como una pantera dispuesta a saltar. Brillante, atractivo y tremendamente poderoso, va a probar muy pronto el dulce sabor de la venganza... _______ está desesperada por tener acceso a su sobrina, pero la niña está bajo la custodia de Joseph... ¡su ex prometido! No tiene más remedio que someterse a sus exigencias... ¡debe convertirse en su amante! Ingenua e inexperta, ______ no se parece a las sofisticadas caza fortunas que han calentado hasta entonces la cama de Joseph. Sólo será cuestión de tiempo que se canse de ella? o Nunca se cansara?

Prólogo

-- Es una niña encantadora — Dijo Paúl mientras observaba desde la ventana ala pequeña que jugaba en los jardines de la villa de su nieto.

—Me recuerda a alguien. No sé exactamente a quién...-

Joseph entrecerró sus oscuros ojos. No dijo nada, aunque había hecho la conexión genética nada más ver a la niña. Habría sido imposible no hacerla: aquel pelo castaño, tan pálido, y aquellos ojos azul jacinto eran como un carné de identidad. El destino había puesto en sus manos un arma increíblemente poderosa, y no iba a tener reparos a la hora de utilizarla para conseguir lo que quería. Joseph siempre mantenía su conciencia bajo control. Para él no eran aceptables ni el fracaso ni los premios de consolación. Estaba convencido de que triunfaría... y ganar casi siempre implicaba romper las reglas.

— Pero una niña necesita una madre — continuó el anciano Paul, que a pesar de sus ochenta y dos años se mantenía erguido como una vara — Y tu especialidad son las...

— Las modelos guapas —Concluyó Joseph por él, consciente de que su abuelo podría haber utilizado un adjetivo más duro para referirse a las mujeres con que salía

— Kevin quiso que yo me ocupara de criar a su hija, y pienso hacerlo. —

- Kevin era tu primo y compañero de juegos, no tu hermano- replicó su abuelo con expresión preocupada

— ¿Estás dispuesto a renunciar a esa hilera de mujeres preciosas y a esas interminables fiestas por el bien de una niña que ni siquiera es tuya?

— Tengo un servicio de fiar y muy eficiente. No creo que el impacto de Marie en mi vida vaya a ser tan catastrófico —

Joseph nunca había sacrificado nada por nadie, y ni siquiera podía imaginarse a sí mismo haciéndolo. Pero, aunque no estuviera de acuerdo con los puntos de vista de su abuelo, lo respetaba y estaba dispuesto a escucharlo. Además, pocos hombres tenían más derecho a hablar con franqueza sobre la responsabilidad familiar que Paul Jonas. Hacía tiempo que el nombre de la familia era sinónimo de disfunción y escándalos. Paul se culpaba a sí mismo por el hecho de que sus hijos hubieran fracasado espectacularmente como adultos con sus desastrosos matrimonios, adicciones y aventuras. El padre de Joseph había sido el peor de todos, y su madre, la heredera de otra familia de armadores, no se había quedado atrás a la hora de dar muestras de su auto indulgencia e irresponsabilidad.

— Si piensas eso, es que estás subestimando la responsabilidad a que te enfrentas. Una niña que ha perdido a sus dos padres necesitará toda tu atención para sentirse segura. Eres un adicto al trabajo, como lo era yo, Joseph. Se nos da muy bien hacer dinero, pero no somos buenos padres — dijo Paul,preocupado

— Necesitas encontrar una esposa dispuesta a ser la madre de Marie.

— El matrimonio no es mi estilo — replicó Joseph.

— El incidente al que te refieres tuvo lugar cuando tenías veinticinco años — Se atrevió a comentar Paul. La expresión de su nieto se endureció.

— Aquello fue un breve encaprichamiento del que me recuperé rápidamente — replicó con un encogimiento de hombros. Pero no pudo evitar experimentar una conocida oleada de amargura. _______ Sólo tenía que pensar en su nombre para sentir rabia. Siete años atrás había puesto precio a la cabeza de la única mujer que había querido, la única mujer que aún no lograba olvidar. Entonces juró que algún día se vengaría por lo que le había hecho. El noviazgo que nunca tuvo lugar... un rechazo impensable. Sin embargo, ¿no le había hecho ______ un favor en algunos sentidos? La decepción y la humillación que experimentó hicieron que Joe no volviera a bajar nunca la guardia ante otra mujer.
En lugar de ello se concentró en disfrutar de los beneficios de su fabulosa riqueza mientras se volvía cada vez más duro y ambicioso. Aparte de hacerle multimillonario, su éxito profesional le había granjeado muchas envidias y enemigos en el mundo de los negocios.
La franqueza con que le estaba hablando Paul era una experiencia rara para Joseph, cuyos agresivos instintos le hacían ejercer una poderosa y dominante influencia sobre los demás.
Muy pronto, ______ también tendría que hacer una hoguera con todos sus nobles principios y prejuicios y ponerse a bailar a su son. El primer sabor de la venganza prometía ser más dulce que la miel.

Anyi
Admin

Femenino

Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 30/12/2010
Edad : 22

http://www.twitter.com/anyibrito

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dulce Sabor de la Venganza (Joe Jonas & Tu) Capitulo Final

Mensaje por Anyi el Mar Mayo 03, 2011 2:04 pm

Capitulo 1

_______ permanecía sentada y muy quieta en la elegante sala de espera. Sumida en sus inquietantes pensamientos, apenas notó las miradas de admiración que recibía de los hombres que pasaban cerca de ella, algo que casi siempre solía tratar de ignorar. Su pelo castaño, casi negro, hacía que se volvieran las cabezas casi tanto como sus brillantes ojos azules y su esbelta figura.

— ¿Doctora Smithson?— Dijo la recepcionista

— El señor Barnes la recibirá ahora. ______ se puso en pie. Bajo su aparente calma, un intenso sentimiento de injusticia le atenazaba el estómago. Sus ruegos habían sido ignorados, al igual que el sentido común. ¿Cuándo decidiría su familia que ya había pagado lo suficiente por la decisión que tomó siete años antes? Empezaba a sentir que sólo su muerte saldaría aquella cuenta. El señor Barnes, el abogado al que había consultado hacía dos semanas, un hombre delgado y alto de unos cuarenta años experto en casos de custodias infantiles, estrechó su mano y la invitó a sentarse.

— He pedido consejo a los especialistas de esa área de la ley y me temo que no pueden darle la respuesta que quiere. Cuando donó óvulos a su hermana para permitirle tener un hijo firmó un contrato en el que renunciaba a cualquier derecho que pudiera tener sobre éste.

—Lo sé, pero ahora que mi hermana y su marido han muerto, supongo que la situación ha cambiado — dijo _____, que tuvo que controlarse para no mostrar su tensión.

—Pero no necesariamente a su favor — respondió Simón Barnes

—La mujer queda a luz es considerada la madre legal. Aunque usted sea la madre biológica, no puede reclamar la maternidad. Además, no ha tenido contacto con la niña desde que nació, lo que no ayuda en su caso.

—Lo sé —a _____ aún le costaba asimilar que su hermana Danielle la hubiera apartado de su vida en cuanto tuvo una hija. Ni siquiera le había permitido verla

—Pero sigo siendo legalmente la tía de Marie.

— Sí, pero el hecho de que no Fuera nombrada tutora en los testamentos de su hermana y su cuñado no le beneficia. Su abogado atestiguará que los padres de Marie sólo estaban dispuestos a nombrar tutor a Joseph Jonas. No olvide que él también tiene lazos de sangre con la niña...

¡Por Dios santo! ¡Joseph sólo era el primo de su padre, no un tío, ni nada parecido! — dijo _____, impotente.

— Un primo y amigo de toda la vida que aceptó por escrito responsabilizarse de la niña mucho antes del accidente que mató a su hermana y a su cuñado. Me temo que apenas tendría probabilidades de luchar contra la reclamación por la custodia interpuesta por el señor Jonas. Es un hombre muy rico y poderoso. Además, la niña es ciudadana griega.

— ¡Pero también es un hombre soltero con una terrible reputación de juerguista!—Protestó ____ —No creo que represente la figura ideal de padre para una niña.

—Con ese argumento entra en terreno muy resbaladizo, doctora Smithson. Usted también está soltera, y cualquier tribunal cuestionaría por qué su propia familia no está dispuesta a apoyar su reclamación.

_____ se ruborizó ante el humillante recordatorio de que estaba sola y no contaba con ningún apoyo.

— Temo que mis parientes no se animarían a dar ningún paso que pudiera ofender a Joseph Jonas. Mi padrastro y mis dos hermanastros dependen de sus contactos para hacer negocios. El abogado suspiró.

—Mi consejo es que acepte que apenas tiene probabilidades de ver a la niña y que cualquier intento de obtener su custodia sólo serviría para destruir cualquier futura esperanza de obtenerla. _____ tuvo que esforzarse por contener las lágrimas que asomaron a sus ojos.

—¿Me está diciendo que no hay nada que hacer?

—Creo que lo más recomendable en sus circunstancias sería que se entrevistara personalmente con Joseph Jonas, le explicara la situación y le pidiera permiso para mantener un contacto regular con la niña —aconsejó el señor Barnes.

_____ se estremeció al escuchar aquello. Joseph la odiaba. ¿Qué esperanzas podía tener de que la escuchara?

Algún día pagarás por esto — le había jurado siete años antes, cuando ella sólo tenía veintiuno y se hallaba en medio de sus estudios de medicina

—No te lo tomes así—le rogó ella—Trata de comprender.

—No. Eres tú la que tiene que comprender lo que me has hecho—Replicó Joseph en tono gélido

—Te he tratado con honor y respeto y a cambio tú me has insultado y has avergonzado a mi familia.


Deprimida. ______ salió del despacho del abogado y se encaminó al espacioso apartamento que había comprado a medias con su amiga Lily, que estaba haciendo prácticas de cirujano. Cuando llegó no estaba en casa. Lily y ______ se habían conocido en la Facultad de Medicina y eran buenas amigas desde entonces. Como la mayoría de los doctores jóvenes, _____ trabajaba muchas horas y apenas le quedaba energía para otra cosa. Aún no había elegido el color con que iba a pintar su dormitorio. Una pila de libros junto a la cama y un piano en un rincón de la espaciosa sala de estar revelaban cómo le gustaba pasar su tiempo libre.

Antes de perder el valor, llamó a las oficinas centrales de la naviera Jonas para pedir una cita con Joseph. Se preguntó si aceptaría verla. ¿Tal vez por curiosidad? El estómago se le encogió ante la perspectiva de volver a verlo

Anyi
Admin

Femenino

Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 30/12/2010
Edad : 22

http://www.twitter.com/anyibrito

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dulce Sabor de la Venganza (Joe Jonas & Tu) Capitulo Final

Mensaje por Carla Catamo el Mar Mayo 03, 2011 6:36 pm

Increiibleee, tiene muy buena pintaa Very Happy nueva lectora jaja siiguelaa:)

_______________________________________________


♫ Tu eres la luz que hace que mi oscuridad desaparezca ♪

I ♥ Nicholas Jerry

~I ♥ Jonas Brothers~



Follow Me @CarlaCatamo

Nueva Novela:
Un amor Inolvidable.
______ estaba decidida a sacar definitivamente de su mente el recuerdo de Nicholas Jonas. Habían pasado ya nueve años desde que aquel atractivo amigo de su hermano le había robado el corazón con un beso. Pero ya había llegado el momento de poner fin a aquella locura, de dejar de comparar a cada hombre que conocía con Nicholas. Había llegado la hora de dejar que algún hombre la amara. Justo entonces apareció inesperadamente Nicholas, anunciando que había puesto fin a su matrimonio y convirtiéndose en una tentación irresistible para ______.

Carla Catamo
Admin

Femenino

Mensajes : 227
Fecha de inscripción : 30/12/2010
Edad : 23

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dulce Sabor de la Venganza (Joe Jonas & Tu) Capitulo Final

Mensaje por Emerlyn Jonas Germanotta! el Mar Mayo 03, 2011 7:21 pm

Hiii!!!! Nueva Lectoraaa!!!! aaaaaaaaaaawwwwwwwwww siiguuelaaaaaaaaa estaa super buuuenaaaaaaaa peroo siiguelaa siguuelaaa siguelaaa ME ENCANTOO!!! Very Happy

Emerlyn Jonas Germanotta!
+ Nuev@ +

Femenino

Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 03/05/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dulce Sabor de la Venganza (Joe Jonas & Tu) Capitulo Final

Mensaje por _ILoveJemi_ el Miér Mayo 04, 2011 11:24 am

Wii... Que linda novela, Me encanta.
Sube mas Pronto

_ILoveJemi_
+ Nuev@ +

Femenino

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 03/05/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dulce Sabor de la Venganza (Joe Jonas & Tu) Capitulo Final

Mensaje por Anyi el Jue Mayo 05, 2011 2:15 pm

Ya la Sigo! Very Happy

Anyi
Admin

Femenino

Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 30/12/2010
Edad : 22

http://www.twitter.com/anyibrito

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dulce Sabor de la Venganza (Joe Jonas & Tu) Capitulo Final

Mensaje por Anyi el Jue Mayo 05, 2011 2:17 pm

Capitulo 2

Apenas podía recordar a la chica que era hacía siete años, cuando se le rompió el corazón por Joseph Jonas.
Joven, inexperta e ingenua, era mucho más vulnerable de lo que imaginaba. Desde entonces no había conocido a otro hombre, como entonces asumió que sucedería. Con el tiempo había llegado a creer que nunca conocería a alguien con quien quisiera casarse. ¿Sería aquél otro motivo por el que había aceptado donar óvulos a su hermana estéril?

Danielle, dos años mayor que ella, había sufrido una menopausia prematura cuando tenía poco más de veinte años, y su única esperanza de llegar a ser madre era a través de la donación de óvulos. Danielle voló de Grecia a Londres, donde ____ estaba haciendo las prácticas en un ajetreado hospital. A _____ le conmovió que Danielle acudiera a ella. Lo cierto era que, antes de aquel encuentro, Danielle se había mostrado tan distante y critica con su marginada hermana como el resto de la familia. Fue agradable sentirse necesitada, y lo fue aún más saber que Danielle prefería un bebé nacido de uno de sus óvulos que de una donante anónima. Aunque, por supuesto, así habría muchas más probabilidades de que el bebe se pareciera más a Danielle. _____ aceptó de inmediato. Ni se le pasó por la cabeza negarse. Danielle se había casado con Kevin, primo de Joseph, y disfrutaba de un buen matrimonio. ______ creía que un niño nacido de aquella joven pareja disfrutaría de una vida feliz y segura. Además de hacerse las pruebas y someterse al tratamiento para la donación de sus óvulos, firmó un acuerdo por el que no podría reclamar en el futuro los posibles hijos nacidos de éstos.

—Creo que no lo has pensado lo suficiente —le dijo Lily entonces —Este proceso no es tan claro como pareces pensar. ¿Y las repercusiones emocionales? ¿Cómo te sentirás cuando nazca un bebé de uno de tus óvulos? Serás la madre biológica pero no tendrás derechos sobre el niño. ¿Envidiarás a tu hermana? ¿Sentirás que el bebé es más tuyo que suyo?

_____ se negó a aceptar que pudiera haber algún problema. Mientras se sometía al proceso de donación. Danielle le dijo a menudo que sería una tía estupenda para su hija. Pero, sorprendentemente, la rechazó desde el momento en que nació Marie. De hecho, la llamó para pedirle que no fuera a visitarla al hospital y también le exigió que se olvidara de ella y de su nueva familia. Aquello dolió terriblemente a _____, pero trató de comprender diciéndose que Danielle se había sentido instintivamente amenazada por la carga genética de su bebé recién nacido. Le escribió varias veces para tranquilizarla, pero no obtuvo respuesta. Desesperada por el giro que estaban tomando los acontecimientos, fue a ver a Kevin cuando éste acudió a Londres por asuntos de trabajo. Kevin admitió a regañadientes que su esposa se sentía devorada por la inseguridad a causa del papel de ______ en la concepción de su hija. _____ rogó para que el paso del tiempo calmara las preocupaciones de Danielle pero, diecisiete meses después del nacimiento de Marie, Kevin y Danielle murieron en un horrible accidente de coche. Como colofón, nadie puso a _____ al tanto de la muerte de la joven pareja hasta transcurridas dos semanas del accidente, de manera que ni siquiera pudo asistir al funeral. Cuando finalmente se enteró de la muerte de su hermana se sintió terriblemente sola... y no por primera vez en aquellos últimos años. Su padre murió poco después de que ella naciera, de manera que no llegó a conocerlo, y Jane, su madre, se casó con Theo Sardelos seis años después. _____ nunca se llevó bien con su padrastro, que era un hombre de negocios griego. A Theo le gustaban las mujeres para mirarlas, más que para escucharlas y, enfadado, dio la espalda a _____ cuando ésta se negó a casarse con Joseph Jonas. La emocionalmente frágil Jane nunca se había opuesto a las actitudes dictatoriales de su segundo marido, de manera que no tenía sentido recurrir a su apoyo. Los hermanastros de _____ se pusieron del lado de su padre, y Danielle se negó a implicarse en el asunto.


_____ se sentó ante el piano y alzó la tapa. Se refugiaba a menudo en la música cuando estaba a merced de sus emociones, y acababa de ponerse a tocar un estudio de Liszt cuando sonó el teléfono. Fue a contestar y se quedó paralizada al comprobar que estaba con un empleado de Joseph. No protestó cuando este le pidió que acudiera a Southampton la siguiente semana para reunirse con Joseph en su nuevo yate, Hellenic Lady, lo único que sintió fue un intenso alivio por el hecho de que estuviera dispuesto a recibirla. Sin embargo, no podía imaginarse viendo a Joseph Jonas de nuevo, y cuando Lily regresó del trabajo abordó el tema en cuanto comprendió lo que planeaba hacer _____.

— ¿Qué sentido tiene que te disgustes de ese modo? —preguntó, con una expresión inusualmente seria en su vivaz rostro.

—Sólo quiero ver a Marie...

—Deja de mentirte a ti misma. Quieres mucho más que eso. Quieres convertirte en su madre, ¿pero qué probabilidades tienes de que Joseph acepte?

_____ miró a su amiga con expresión taciturna.

—¿Y por qué no iba a aceptarlo? ¿Cómo piensa seguir de fiesta en fiesta teniendo que ocuparse de un bebé de dieciocho meses?

—Pagará a alguien para que se ocupe de la niña. Sabes muy bien que está forrado —le recordó Lily

—Lo más probable es que lo primero que te pregunte es qué tienen que ver sus asuntos contigo -- _____ se puso pálida. Aunque quisiera, no debía olvidar la dureza y hostilidad que probablemente mostraría Joe hacia ella.

—Alguien tiene que ocuparse de los intereses de Marie.

—¿Quién tenía más derecho que sus padres a hacerlo? Sin embargo, tú estás cuestionando su decisión de dejarla a cargo de Joseph. Lo siento, pero tengo que hacer de abogado del diablo — explicó Lily con pesar.

— Danielle estaba obnubilada por la riqueza de los Jonas — dijo _____ — Pero el dinero no es lo más importante para criar a un niño.

..................................................................................................................................................................

—¡Es tan grande como un crucero! — exclamó el taxista que había llevado a _____ mientras se asomaba por la ventanilla para contemplar el inmenso mega yate Hellenic Lady ______ le pagó sin hacer ningún comentario y bajó al muelle. Un joven trajeado se acercó a ella.

—¿La doctora Smithson? — Preguntó con evidente curiosidad

— Soy Philip. Trabajo para el señor Jonas. Venga por aquí, por favor. Cuando subieron a bordo, varios miembros de la tripulación les saludaron. Philip condujo a _______ hacia un ascensor mientras le hablaba de las maravillas del barco. _____ mostró escéptica hasta que se abrieron las puertas que daban a un impresionante y opulento salón, cuyas vistas la dejaron boquiabierta.

— El señor Jonas estará aquí en unos minutos — le informó Philip mientras la acompañaba a una zona cubierta del puente en la que había unos elegantes sillones tapizados. En cuanto _____ se sentó, un camarero se acercó a ella y le ofreció algo de beber. Pidió un té, más que nada para tener las manos ocupadas, mientras no paraban de aflorar indeseables recuerdos a su rebelde mente. Lo último que quería recordaren aquellos momentos era cómo se coló por Joseph la primera vez que lo vio.

Estaba pasando las Navidades en Grecia con su madre y su padrastro y en el breve espacio de un mes perdió su corazón. ¿Pero qué tenía de sorpréndeme lo que sucedió?, se preguntó. A fin de cuentas, Joseph lo tenía todo: era espectacularmente atractivo, inteligente y muy rico. Y ella llevaba demasiado tiempo centrada en sus estudios y sumergida entre sus libros mientras otras chicas de su edad ya disfrutaban de una intensa vida social y estaban habituadas a relacionarse con el sexo opuesto. Durante aquel mes arrojó por la ventana su sentido común y sólo vivió para Joseph. Nada más importaba: ni las advertencias de su familia sobre su reputación de mujeriego, ni sus estudios y la carrera por la que tanto se había esforzado hasta entonces. Y entonces, en el peor momento posible, recuperó la cordura y comprendió lo absurdo que era imaginar un futuro de fantasía con un hombre que esperaba que todo el mundo girara en torno a él.

Anyi
Admin

Femenino

Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 30/12/2010
Edad : 22

http://www.twitter.com/anyibrito

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dulce Sabor de la Venganza (Joe Jonas & Tu) Capitulo Final

Mensaje por Anyi el Jue Mayo 05, 2011 2:18 pm

Capitulo 3

Mientras le servían el té, _____ alzó la mirada y vio a Joseph a unos metros de ella. Sintió que su estómago se encogía y la taza tembló ligeramente cuando la tomó en sus manos. Apenas podía respirar. Joseph vestía un impecable traje negro que realzaba su poderoso físico. La brisa agitaba ligeramente su pelo negro, y sus ojos, destellaban al sol. No había duda de que era hombre increíblemente atractivo. Mientras avanzaba hacia ella con el aire de un felino al acecho, ____ se hizo consciente de una reacción aún más vergonzosa al sentir el calor que emanaba de su pelvis. Se ruborizó intensamente.

______... -- murmuró Joseph cuando ella se puso en pie para recibirlo. Contempló la delicada perfección de sus rasgos, sus intensos ojos, la tentadora y rosada carnosidad de su boca. Incluso apenas maquillada, y con su espectacular pelo sujeto atrás, era una belleza natural que pasaba junto a espejos y reflejos sin mirarse ni una vez. Su falta de vanidad fue lo primero que admiró en ella.
Cuando tomó su delicada mano, la noto fría en contraste con la suya.


Aquel repentino contacto físico tomó por sorpresa a _____, que miró los ojos de Joseph. De pronto, su corazón empezó a latir muy fuerte, interfiriendo con su deseo de mostrar un exterior calmado y seguro. Estaba lo suficientemente cerca de él como para captar el aroma de su piel mezclado con el de la colonia que usaba. Era un aroma conocido para ella, que le enviaba un primitivo mensaje a cada célula de su cuerpo. Sintió que sus pechos se tensaban contra el encaje del sujetador, que sus pezones afloraban... Su debilidad le produjo una inmensa decepción que trató de disimular.

— Te agradezco que hayas aceptado verme — dijo rápidamente.

—La humildad no te va — murmuró Joseph.

—Sólo trataba de ser amable — espetó ____ antes de pensárselo dos veces.

— Estás muy tensa — dijo Joseph mientras deslizaba la mirada de sus labios ala dulce curva de sus pechos, ocultos por una inocua camiseta blanca. El podría vestirla de satén y encajes: su entrepierna se tensó ante la imaginación que evocó aquel pensamiento.

_____ sintió que temblaba por dentro. En un desesperado esfuerzo por distraer la atención de Joe, retiró su mano y dijo animadamente:

—Me gusta tu yate. Joseph sonrió con ironía.

—No, no te gusta. Lo consideras otro ejemplo de mis hábitos de consumo ostentoso, y crees que debería haber empleado el dinero en cavar unos pozos de agua en África.

_____ se ruborizó hasta la raíz del pelo.

— Supongo que a los veintiún años era una auténtica mojigata, pero hoy en día no tengo unas miras tan estrechas.

—La Fundación Jonas, que creé personalmente, contribuye con muchas organizaciones benéficas. Creo que eso debería contar con tu aprobación.

El encuentro no estaba transcurriendo como esperaba _____. Cada palabra de Joe parecía evocar un pasado que ella quería dejar enterrado.

—Ninguno de los dos somos los mismos que éramos entonces.

Joseph ladeó su arrogante cabeza sin manifestar su acuerdo ni su desacuerdo y la invitó a sentarse de nuevo.

— Me sorprendió que no asistieras al funeral de tu hermana — dijo después de que un camarero le sirviera un café.

—Me temo que no me enteré del accidenté hasta varios días después -- Joe alzó las cejas, sorprendido.

— ¿Nadie de tu familia se puso en contacto contigo?

—De mi familia directa no. Fue mi tía, la hermana de mi madre, la que me avisó. Fue una situación muy incómoda, porque ella creía que yo ya lo sabía — Explicó _____, reacia — La noticia me dejó conmocionada, por supuesto. Kevin y Danielle eran tan jóvenes... Ha sido una terrible pérdida para su hija.

— ¿Y tú estás preocupada por Marie?

—Estoy segura de que ambas familias están igualmente preocupas por ella.

Joseph sonrió.

—Veo que tu trato con los pacientes te ha enseñado por fin el arte del tacto — Dijo burlonamente — Dudo que haya alguien tan preocupado por la niña como tu pareces estarlo.

—Necesito explicarte algo respecto a Marie...

— ¿Crees que no sé que eres su madre biológica? — El tono de Joe fue casi desdeñoso

—Por supuesto que lo sé -- _____ alzó levemente la barbilla.

—Supongo que te lo dijo Kevin

—Sí. Lógicamente, fue una sorpresa. A fin de cuentas, una vez me dijiste que no pensabas tener hijos.

—A los veintiún años no quería tenerlos, y cuando doné mis óvulos a mi hermana en ningún momento me planteé la posibilidad de considerar a Marie hija mía. Era hija de Danielle y de Kevin.

—Qué desinteresada — murmuró Joe — Sin embargo, y a pesar de lo que has dicho, estás aquí

— Sí. Me gustaría mucho ver a mi sobrina.

— ¿Es eso lo que has venido a pedirme? ¿Quieres ver una vez a tu sobrina para luego marcharte y no volver? — preguntó Joseph con evidente incredulidad.
______ no sabía cómo contestar a eso. Temía ser demasiado sincera y revelar su propósito de convertirse en alguien importante en la vida de Marie.

—Si eso es todo lo que estás dispuesto a permitirme, me conformaré. Algo es mejor que nada.

— ¿Tan poco quieres? _____ se ruborizó, pues no poseía el don del disimulo.

—Creo que sabes que me gustaría algo más.

— ¿Hasta qué punto deseas tener acceso a la niña?

—Nunca he deseado nada tanto en mi vida — respondió ______ con sinceridad
Joseph dejó escapar una repentina risa que sorprendió a ______.

—Sin embargo. Marie podría haber sido hija nuestra. En lugar de ello hiciste posible que mi primo y mejor amigo fuera padre y permitiste que tu hermana diera a luz una niña que, desde un punto de vista genético, era tuya a medias. ¿Sete ocurrió pensar alguna vez que eso pudiera haber resultado ofensivo para mí? ______ se puso pálida.

—No, no se me ocurrió esa posibilidad, y espero que no sigas sintiendo lo mismo ahora que eres el tutor de Marie.

—Lo superé. No soy del tipo sentimental — replicó Joseph —Lo que necesito saber ahora es hasta dónde estás dispuesta a llegar para obtener lo que quieres. ¿Qué estás dispuesta a sacrificar?

— ¿Estás diciendo que podría establecer una relación duradera con mi sobrina? Una lenta sonrisa curvó la firme boca de Joseph.

— Si me satisfaces, el cielo es el límite, glikia mou (mi dulce)

Anyi
Admin

Femenino

Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 30/12/2010
Edad : 22

http://www.twitter.com/anyibrito

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dulce Sabor de la Venganza (Joe Jonas & Tu) Capitulo Final

Mensaje por Anyi el Jue Mayo 05, 2011 2:19 pm

Capitulo 4

_____ se quedó helada al ver la sonrisa de Joseph. No había olvidado con quien estaba tratando: un hombre muy rico y poderoso al que en otra época hirió en su orgullo, aunque de forma accidental. Pero la conversación estaba entrando en terrenos desconocidos y no sabía qué pretendía con ello Joseph.

—No estoy segura de haber entendido — dijo con cautela.

—No eres ninguna tonta. Si quieres ver a Marie, sólo podrás hacerlo según mis condiciones.
_____ se levantó y avanzó hacia la barandilla del yate en busca de un poco de brisa para calmar su ansiedad.

—Eso ya lo sé. Si no estuviera dispuesta a aceptarlas, no estaría aquí.

—Mis condiciones son duras — dijo Joseph sin rodeos — Tú quieres a Marie, yo te deseo a ti y Marie necesita una mujer que la cuide. Si unimos esas necesidades, podemos llegar a un acuerdo que nos convenga a todos.

«Yo te deseo». Aquélla fue prácticamente la única frase que captó inicialmente _____. Estaba conmocionada. ¿Aún la encontraba atractiva Joseph siete años después? Por un instante estuvo a punto de volverse y decirle que él era la respuesta a los ruegos de una médico saturada de trabajo. Aquel aspecto de su vida no sólo había quedado a un lado mientras estudiaba y trabajaba duro para obtener su título; directamente había desaparecido.
Se recordó que ser deseada por Joseph no la convertía en alguien especial de un grupo selecto. Estaba al tanto de su volátil y enérgica vida amorosa. Según la prensa del cotilleo, su fuerza y habilidad sexual en la cama eran legendarias, casi tanto como su incapacidad para comprometerse en una relación duradera. Al parecer se aburría rápidamente de todas las modelos y actrices, casadas o no, que solía meter en su cama. Había seguido los pasos de su famoso padre como mujeriego.
Nada de lo que había leído hasta entonces en la prensa le había dado motivo para arrepentirse de no haber aceptado casarse con él. Joseph era tan capaz de adaptarse a las restricciones del matrimonio como un tigre a ser una mascota doméstica. Le habría roto el corazón y la habría destrozado, como su infiel padrastro había destrozado a su madre con sus aventuras extramatrimoniales. Tras veinte años de matrimonio, a Jane Sáldelos no le quedaba prácticamente ninguna autoestima.

— ¿Estás sugiriendo que, si me acuesto contigo, me dejarás ver a Marie? —Preguntó _____, incrédula.

—No soy tan ordinario como para proponerte eso, y además no me sentiría tan fácilmente satisfecho. Estoy dispuesto a ofrecerte algo que nunca he ofrecido a otra mujer. Quiero que vengas a vivir conmigo.

— ¿Vivir contigo? — repitió _____, anonadada.

—Vivir y viajar conmigo como querida. ¿De qué otro modo podrías cuidar de tu sobrina? No podrías seguir trabajando, por supuesto. Vivir conmigo y ocuparte de Marie sería una dedicación completa.

—Veo que no has cambiado nada — dijo _____, aunque su corazón empezó a latir con más fuerza ante la posibilidad de ocuparse realmente de su sobrina — Sigues esperando tener prioridad sobre todo lo demás.

Joseph ladeó su arrogante cabeza.

— ¿Y por qué no? Conozco a muchas mujeres que estarían encantadas de convertirme en su única prioridad. ¿Por qué iba a aceptar un compromiso menor por tu parte?

— ¡Pero no puedes convertir a mi sobrina en parte de un trato como ése! Sería algo inmoral y totalmente carente de escrúpulos.

—No sufro de escrúpulos morales. Soy un hombre práctico que no planea casarse para ofrecer una madre a Marie. De manera que, si quieres ser su madre sustituta, tendrás que jugar a esto como yo quiero que juegues.

Le estaba ofreciendo todo lo que anhelaba a cambio de renunciar a todo lo que tanto se había esforzado en lograr.

—Después de siete años, ¿cómo podemos pasar de no tener ninguna relación a vivir juntos? Y además siendo tu querida... ¡Es una locura!

—Para mí no supone ningún problema. Te encuentro increíblemente atractiva.

—Y eso es todo lo que te importa, ¿no? El deseo — espetó _____ con evidente desagrado. Joseph se levantó y se acercó a _____.

—El deseo es lo único que debe preocuparnos, glikia mou (mi dulce) — dijo a la vez que deslizaba un dedo por la orgullosa curva de su pómulo

—Te quiero en mi cama cada noche. ____ apartó el rostro, ofendida.

— ¡Ni hablar! — espetó, furiosa.

—No puedo obligarle a aceptar, desde luego — concedió Joseph a la vez quela atrapaba contra la barandilla con su tamaño y proximidad — Pero soy un hombre testarudo y tenaz. He esperado mucho tiempo a que llegara este día. Muchas mujeres se sentirían halagadas por mi interés.

— ¡Todo esto es porque te dije que no hace siete años, porque no conseguiste meterme en tu cama!

Joseph se quedó muy quieto y sus oscuros ojos destellaron peligrosamente.

—Te dejé decir no porque estaba dispuesto a esperarte. Pero esta vez no estoy dispuesto a esperar

— ¡No puedo creer que tengas el valor para proponerme algo así! Joseph sujetó a _____ por ambas manos para impedirle moverse. Inclinó su cabeza hacia ella y murmuró:

—Siempre tengo valor para luchar, koukla mou (mi muñeca). Para mí resulta natural luchar por lo que quiero, y estoy dispuesto a arriesgarlo todo para ganar. No sería un auténtico Jonas si no me arriesgara ocasionalmente a volar cerca del sol.

Estaba tan cerca que ____ apenas podía respirar. Joseph reclamó sus labios y la besó lentamente, con irresistible pasión. Aquel beso y las sensaciones que evocó en ella eran todo lo que se había propuesto olvidar. El tiempo parecía quedarse en suspenso mientras se sentía perdida en el calor y la presión de la hambrienta urgencia de Joseph. Su cuerpo pareció arder, sus pezones se excitaron y sintió una cálida humedad entre los muslos. Pero los recuerdos se apoderaron de ella y se apartó bruscamente de Joseph desconcertándolo.

Anyi
Admin

Femenino

Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 30/12/2010
Edad : 22

http://www.twitter.com/anyibrito

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dulce Sabor de la Venganza (Joe Jonas & Tu) Capitulo Final

Mensaje por Anyi el Jue Mayo 05, 2011 2:21 pm

Capitulo 5

—No — dijo con firmeza a la vez que echaba atrás la cabeza. Una sonrisa lobuna ladeó la boca de Joseph, que no trató de ocultar su triunfo.

—Ese «no» se parece mucho a una invitación descarada en tus labios.

—No puedes comprarme con Marie. No estoy en venta y no puedes tentarme —dijo ____ con toda la convicción que pudo.

—En ese caso perderemos todos, especialmente la niña. Dudo que haya otra mujer dispuesta a ofrecerle el sincero afecto que tú podrías darle. Aunque estoy seguro de que habría muchas dispuestas a tratar de convencerme de lo contrario.

La mera posibilidad de que alguna caza fortunas se convirtiera en la madre sustituta de Marie amenazó con hacer perder la compostura a _____.

—Estás siendo cruel — murmuró, tensa — Nunca hubiera creído que pudieras llegar a serlo tanto.

—Es tu elección —dijo Joseph con dureza.

— ¡No hay elección! — espetó _____.

— Es una elección que no te gusta, pero agradece tenerla. ¡Podría haberte dicho que no podías ver a Marie y haberte dado con la puerta en las narices!

______ era consciente de que Joseph tenía razón. Dadas las circunstancias, el mero hecho de tener una opción era un lujo. Pero, con las ofertas que recibía a diario, ¿cómo era posible que Joseph siguiera interesado en ella? ¿Se debería tan sólo a que era una de las escasísimas mujeres que se había atrevido a rechazarlo?

—Supongamos que acepto — dijo, haciendo un esfuerzo por mantener la calma —Tu interés por mí no duraría ni cinco minutos. ¿Qué pasará entonces con Marie?

—Las cosas no serían así.

_____ tuvo que hacer un esfuerzo por contenerse. Como todo el mundo sabía por la prensa del cotilleo, las ardientes aventuras de Joseph solían pasar a velocidades supersónicas

— ¿Qué sé yo de ser una querida? No soy precisamente una mujer de tipo decorativo -- Joseph sonrió, divertido.

—Soy un hombre flexible y abierto a nuevas experiencias.
Tratando de no dejarse afectar por su comentario. Ella volvió a su asiento.

—Si aceptara, ¿cuáles serían las condiciones?

—Tu principal objetivo sería satisfacerme — dijo Joseph, y vio que _____apretaba los dientes como si hubiera dicho algo increíblemente grosero

— Por supuesto, no habría otros hombres en tu vida. Tendrías que estar siempre disponible para mí.

— ¿La chica dispuesta en cualquier lugar y en cualquier momento para lo que te apetezca? Esa es una fantasía masculina. Joseph, no un objetivo alcanzable para una mujer de hoy en día.

—Tú eres lo suficientemente inteligente como para lograr hacer realidad esa fantasía. Centra tus energías en mí y comprobarás que sé ser agradecido. Dame lo que quiero y tú conseguirás todo lo que quieras. ____ respiró profundamente para tratar de calmar el torbellino que sentía en su interior. A pesar de todo, no debía olvidar que la decisión que tomara podía suponer una diferencia radical para la vida de Marie.

— ¿Cuánto tiempo tengo para decidir?

—Ahora o nunca.

— ¡Pero eso es abusivo! Me estás pidiendo que renuncie a mi profesión. ¿Sabes lo que significa para mí ser médico?

—Claro que lo sé. A fin de cuentas, en una ocasión elegiste tu carrera por encima de mí.

—Ese no fue el único motivo por el que te rechacé. Lo hice por ambos... ¡nos habríamos amargado mutuamente la vida! — Replicó _____, esforzándose por contener sus emociones

— Pero deja que te advierta de algo que no sería negociable bajo ninguna circunstancia: no estoy dispuesta a tolerar ninguna clase de infidelidad. Joseph vio en sus ojos un reflejo de la apasionada joven que recordaba y que lo dejó sin ni siquiera molestarse en mirar atrás.

—En esta ocasión no te estoy pidiendo que te cases conmigo. No pienso hacer ninguna promesa — dijo en tono retador — Y, pase lo que pase entre nosotros, no pienso renunciar a la custodia de Marie. Kevin me confió a su hija para que la criara, y eso es algo sacrosanto para mí.

_____ se contuvo de hacer ningún comentario. Estaba convencida de que Joseph apenas sabía nada de niños, y menos aún de cómo criarlos. El la observó un momento, claramente impaciente por su silencio.

—Ha llegado el momento de tomar tu decisión, glikia mou.

_____ siguió mirándolo en silencio. A pesar de lo que pudiera sentir por él y sus métodos, no podía negar que Joseph estaba como un tren, y eso era un extra... ¿o no? ¿Pero qué sentiría si llegara a establecer una relación sexual carente de emociones, sobre todo teniendo en cuenta que era totalmente inexperta en aquel terreno? Se obligó a pensar en Marie y trató de acallar su orgullo herido, la sensación de humillación que amenazaba con apoderarse de ella. Si lograba obtener el derecho a ocuparse de Marie, ya aprendería a convivir con lo que ello supusiera.

—De acuerdo — dijo a la vez que alzaba levemente la barbilla —Pero tendrás que darme tiempo para dejar adecuadamente mi trabajo.

………………………………………………………………………………………………..

— ¿Has terminado? — preguntó el doctor Carlos Gómez desde la puerta de la consulta de _____, que estaba levantando una caja de la mesa. La habitación parecía vacía.

—Sí. Ya me llevé casi todo ayer.
Cuando su colega alargó las manos, ______ le entregó la caja y aprovechó la oportunidad para echar un último vistazo a los cajones. Finalmente se irguió.

Anyi
Admin

Femenino

Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 30/12/2010
Edad : 22

http://www.twitter.com/anyibrito

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dulce Sabor de la Venganza (Joe Jonas & Tu) Capitulo Final

Mensaje por lisset2011 el Dom Mayo 08, 2011 4:59 pm

holaaa!!!!! i love you noveeeeee!!!!!1
esta excelente maldicionnn!!!!!jajajaja
esta increibleee !!!! buenisimaaa ya qiero otro cap......plizz
soy nueva lectoraaaa,me llamo lisset y soy de guatemala
y desde ahora fiel lectoraaaaaaa!!!!! me encantaaa el dulce sabor de la venganza!!!!!

lisset2011
+ Nuev@ +

Femenino

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dulce Sabor de la Venganza (Joe Jonas & Tu) Capitulo Final

Mensaje por Carla Catamo el Mar Mayo 10, 2011 7:59 pm

QUIIIEROOO QUE SIIGAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAS T___________T

_______________________________________________


♫ Tu eres la luz que hace que mi oscuridad desaparezca ♪

I ♥ Nicholas Jerry

~I ♥ Jonas Brothers~



Follow Me @CarlaCatamo

Nueva Novela:
Un amor Inolvidable.
______ estaba decidida a sacar definitivamente de su mente el recuerdo de Nicholas Jonas. Habían pasado ya nueve años desde que aquel atractivo amigo de su hermano le había robado el corazón con un beso. Pero ya había llegado el momento de poner fin a aquella locura, de dejar de comparar a cada hombre que conocía con Nicholas. Había llegado la hora de dejar que algún hombre la amara. Justo entonces apareció inesperadamente Nicholas, anunciando que había puesto fin a su matrimonio y convirtiéndose en una tentación irresistible para ______.

Carla Catamo
Admin

Femenino

Mensajes : 227
Fecha de inscripción : 30/12/2010
Edad : 23

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dulce Sabor de la Venganza (Joe Jonas & Tu) Capitulo Final

Mensaje por Anyi el Miér Mayo 11, 2011 12:37 pm

Traje mas capis Very Happy que bueno que les guste..!

Anyi
Admin

Femenino

Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 30/12/2010
Edad : 22

http://www.twitter.com/anyibrito

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dulce Sabor de la Venganza (Joe Jonas & Tu) Capitulo Final

Mensaje por Anyi el Miér Mayo 11, 2011 12:39 pm

Capitulo 6

— ¿Te importa pedir a la señora de la limpieza que esté atenta por si encuentra una foto pequeña por aquí? Era de mi padre y no me gustaría perderla. La saqué del marco hace unas semanas porque se rompió y ahora parece haber desaparecido.

—Estaré al tanto — el doctor Gómez, un hombre alto y fuerte de pelo castaño, miró a _____ con expresión preocupada

—Pareces agotada.

— Ha habido muchas cosas que organizar — _____no dijo nada sobre el considerable gasto emocional que había supuesto renunciar al trabajo que tanto quería. Iba a echarlo mucho de menos, al igual que a sus colegas.

—No puedo decir que apruebe lo que estás haciendo, porque formabas una parte demasiado valiosa de nuestro equipo — dijo Carlos mientras acompañaba a _____ hasta su coche

—Pero admiro el sentido de la responsabilidad que has demostrado al querer hacerte cargo de tu sobrina, y sé que nuestra pérdida será su ganancia. Mantente en contacto, _____.

_____ condujo hacia su espacioso apartamento, que muy pronto dejaría de ser su hogar. Lily iba a comprar su parte. _____ habría preferido conservarla, pero sabía que habría sido injusto para Lily, que se sentía reacia a aceptar una nueva compañera de piso. No dudaba de que Lily le ofrecería alojamiento de inmediato si llegara a necesitarlo, pero no sería lo mismo que ser dueña de la mitad del apartamento. ¿Cuánto tiempo pasaría antes de que Joseph se cansara de ella? Sus ojos destellaron a causa del resentimiento, pues estaba segura de que aquella relación no iba a durar más allá de unas semanas.
¿Y en qué situación quedaría ella entonces sin trabajo y sin casa? Pero lo que más le preocupaba era la situación en que quedaría Marie, y saber si podría seguir manteniendo una relación con ella. No le había contado a nadie la verdad sobre la relación que iba a mantener con Joseph. Se había limitado a decir que iba a ocuparse de su sobrina huérfana, cuya vida radicaba en Grecia. Sin embargo, su amiga Lily barruntaba algo.

—Estoy haciendo verdaderos esfuerzos por comprender todo esto. ¿De verdad quieres tanto a Marie como para renunciar a todo lo que le importa? — Preguntó aquella noche mientras cenaban — Si se te ha despertado el instinto maternal, siempre podrías tener un hijo.

—Pero quiero estar con Marie.

—Y con ese millonario tan sexy, ¿no? _____ se ruborizó y apartó su plato.

—Joseph es el tutor legal de Marie y una parte no negociable de su vida.

—Pero te gusta, ¿no?

—No sé de dónde te has sacado esa idea.

—Hace tiempo que me he fijado en que sólo compras revistas de chismes para poder leer sobre él y sus hazañas.

— ¿Y por qué no? Sentía curiosidad porque lo conocí hace años y Danielle estaba casado con su primo — protestó _____.

—Lo conociste la última Navidad que pasaste en Grecia, antes de que tu familia empezara a tratarte como a una paria, ¿no?
_____ se encogió de hombros.

—Mi padrastro se aseguró de que no perdiéramos la oportunidad de relacionarnos con la riquísima familia Jonas. Creo que primero nos conocimos de niños, pero no lo recuerdo. Joseph es cuatro años mayor que yo.

—Intuyo que hay bastante más de lo que me estás contando — confesó Lily

—En aquella época pensé que se te había roto el corazón.


______ puso los ojos en blanco mientras trataba de reprimir el recuerdo de las noches que se pasó llorando y de los días en que sólo el trabajo le permitió superar la intensa sensación de soledad y pérdida. Pero todo aquello era agua pasada. El tiempo, y la ristra de mujeres que habían pasado desde entonces por la vida de Joseph, habían demostrado que tomó la decisión adecuada dejándolo.

Sin embargo, al día siguiente iban a recogerla a las nueve y no tenía idea de lo que sucedería a continuación, pues Joseph no se había dignado a informarle. ¿Se quedarían en Londres una temporada? ¿Conocería a Marie al día siguiente? Aquella noche, tumbada en la cama, insomne, recordó las vacaciones que pasó en Atenas mientras estaba estudiando medicina. El tiempo volvió atrás y la sumergió en el pasado...

Danielle fue a recogerla al aeropuerto. En aquella época su hermana estaba soltera, y parloteó animadamente del exclusivo club al que pensaba llevar a _____ aquella tarde.

—Acabo de terminar los exámenes y estoy muy cansada, Danielle. Será mejor que vaya a acostarme y pase por hoy del club.

— ¡Pero no puedes hacer eso! Te he conseguido un pase especial. Joe Jonas y sus amigos van a estar allí.

Danielle, empeñada en relacionarse con la alta sociedad y en aparecer regularmente en las revistas de chismes, era el ojito derecho de su padrastro. Theo Sardelos consideraba a las mujeres seres frívolos y ornamentales, y la naturaleza seria de _____ y su falta de pretensiones le hacían sentirse incómodo. Finalmente, para mantener la paz, ______ acompañó a Danielle al club. Rodeada de su hermana y las amigas de ésta, que sólo parecían capaces de pensar en los hombres que había en oferta, _____ se aburrió como una ostra. No paraba de oír historias sobre las extravagancias y aventuras de Joe Jonas. Había dejado a su última novia por carta y los padres de ésta habían tenido que enviarla al extranjero para que dejara de acosarlo.
A pesar de que era un conocido mujeriego, _____ notó con asombro que no había una sola chica presente que no estuviera dispuesta a dar un brazo por salir con él. Cuando le señalaron quién era, _____ constató otra causa de su popularidad: era un hombre increíblemente atractivo, de pelo negro, ojos increíblemente hermosos y el cuerpo de un atleta. Si una de las chicas del grupo no se hubiera puesto mala. _____ estaba convencida de que Joseph nunca se habría Fijado en ella. Lethia, la amiga adolescente de una de las compañeras de Danielle, sufrió un ataque de epilepsia. _____ se quedó conmocionada al ver que todo el mundo la abandonaba a un lado de la pista de baile mientras se retorcía en el suelo. Cuando fue a ayudarla, Danielle se puso furiosa.

— ¡No te impliques! — Siseó, tratando de llevársela de vuelta a la mesa

— ¡Apenas la conocemos!
_____ ignoró a Danielle y fue a atender a Lethia, a la que situó en la posición más cómoda posible mientras se le pasaba el ataque. Las otras chicas alegaron no saber nada sobre la salud de Lethia. _____ tuvo que rebuscar en su bolso para averiguar que era epiléptica y que estaba tomando una medicación.

— ¿Necesitas ayuda? — preguntó alguien en inglés a sus espaldas. Al volverse, ____ vio a Joseph acuclillado a su lado, con una expresión sorprendentemente seria.

—Es epiléptica y necesita ir al hospital porque lleva más de cinco minutos inconsciente.
Joseph se ocupó de pedir una ambulancia y también se puso en contacto con la familia de Lethia, que le confirmó que había sido recientemente diagnosticada de epilepsia.

— ¿Por qué no ha querido ayudar nadie más? — pregunto ____ mientras esperaban a la ambulancia

—Supongo que la mayoría ha pensado que se ha desmayado por haber consumido alguna droga y no quieren que se les relacione con ella.

—Nadie parecía saber que sufre de epilepsia. Supongo que no quiere que lo sepan — dijo ____ con expresión compasiva — Te has dirigido a mí en inglés. ¿Cómo sabías que era inglesa?

Cuando Joseph sonrió, _____ sintió que se quedaba sin aliento.

—Ya había preguntado quién eras antes de que Lethia se desmayara.

_____ se ruborizó, convencida de que sólo se había fijado en ella porque no encajaba en el ambiente. Todas las demás chicas parecían pájaros exóticos con sus vestidos de diseño, mientras que ella llevaba un sencillo pantalón negro con una blusa azul turquesa.

— ¿Y por que has venido a ayudar?

—No podía apartar los ojos de ti — confesó Joseph — Lethia ha sido sólo una excusa.

—Dejas a las mujeres por carta y luego las llamas acosadoras. No estoy interesada — dijoo ____ en griego, idioma que hablaba con fluidez.

—No hay nada más estimulante que un reto, glikia mou (mi dulce) — murmuró Joseph.

Anyi
Admin

Femenino

Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 30/12/2010
Edad : 22

http://www.twitter.com/anyibrito

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dulce Sabor de la Venganza (Joe Jonas & Tu) Capitulo Final

Mensaje por Anyi el Miér Mayo 11, 2011 12:40 pm

Capitulo 7

A las nueve de la mañana siguiente. _____ entró en una limusina plateada y observo como cargaban su equipaje en ella. Vestía un jean blanco y una blusa rosa. Era consciente de que no tenía precisamente el aspecto de una «querida», pero estaba orgullosa de ello. Y si Joseph quería perder el tiempo tratando de convertirla en una fulana vestida para impresionar, iba a enfrentarse uno de esos retos que tanto le gustaban.
Apoyo las manos sobre el bolso que llevaba en el regazo. El sexo era sólo sexo, y podía manejarlo. Técnicamente, sabía mucho sobre los hombres. Probablemente no era la mujer más sexy del mundo: a fin de cuentas, había vivido muchos años como si el sexo no existiera. El celibato sólo le había preocupado en una ocasión en su vida, cuando estuvo viendo a Joseph. Sintió que las mejillas le ardían al recordar el ardiente beso que le dio en el yate. Un rato después la limusina se detenía ante un elegante edificio. _____ vio con sorpresa el logo de un bufete de abogados en la entrada. En cuanto entró en recepción fue conducida hasta una sala en la que la esperaba Joseph.

— ¿Para qué estoy aquí? — preguntó _____ sin preámbulos.
Joseph entrecerró los ojos y deslizó la mirada desde las piernas de _____ hasta
la evidencia de sus pechos.

—He hecho que los abogados de este bufete redacten un acuerdo legal. Quiero que lo firmes para que no haya malentendidos entre nosotros en el futuro.
_____ se puso pálida.

— ¿Y por qué no me lo has dicho hasta ahora? ¡Ya he renunciado a mi trabajo y he llegado a un acuerdo para vender mi apartamento!

—Sí — dijo Joseph, sin dar la más mínima muestra de arrepentimiento.

—Lo habías planeado así, ¿no?—Replicó _____ sin ocultar su irritación — Ahora que he quemado mis barcos hay menos probabilidades de que discuta los términos del acuerdo, ¿no?

—Lo que me encanta de ti es la falta de ilusiones que tienes respecto a mí, Glikia mou — Joseph sonrió irónicamente — Esperas que me comporte como un miserable, y eso hago.
_____ hizo un esfuerzo por contener su rabia.

—¿De verdad has hablado de nuestra futura relación con tus abogados?—preguntó, incrédula.

—Siempre trato de anticiparme a los problemas, y una mujer tan resuelta como tú
podría dármelos.

— ¡Espero que no hayas incluido en el acuerdo que tengo que convertirme en tu querida!
— ¿Y por qué no? Eso no va a ser un secreto cuando vivas conmigo y seas vista constantemente a mi lado. No pienso simular que sólo eres la niñera.

La insolente indiferencia que Joseph estaba mostrando por sus sentimientos enfureció a ______.

—Realmente te da igual lo que pueda sentir, ¿no?

—A ti tampoco pareció preocuparte mucho lo que pudiera sentir yo cuando tuve que decir a mis amigos y a mi familia que, después de todo, no ibas a convertirte en mi esposa.

Aquellas palabras fueron como una bofetada para _____. Se puso pálida al recordarla vergüenza y culpabilidad que experimentó siete años atrás.

—Aquello me disgustó mucho, ¡pero no fue culpa mía que decidieras asumir que el hecho de que te amara significase que estaba dispuesta a renunciar a mis estudios de medicina para casarme contigo! — Replicó en tono acusador — No hubo ninguna malicia por mi parte. Aunque no quería casarme contigo, sentía un gran cariño por ti y lo último que quería era hacerte daño.

El gesto de Joseph se endureció visiblemente.

—No me hiciste daño. No soy tan sensible, glikia mou — dijo en tono desdeñoso. Pero su enfado y el evidente afán de venganza del que estaba haciendo gala siete años después transmitieron un mensaje muy distinto a ____. A Joseph siempre le había gustado darse aires de invulnerabilidad, pero, al parecer, su rechazo le había hecho más daño del que pretendía aparentar.

—Lo que tú digas, ¡pero eso no es excusa para que hayas hablado con unos abogados sobre los posibles problemas de una relación íntima! ¿Acaso no hay nada sagrado para ti?

—El sexo no, desde luego — replicó Joseph — Debes ser consciente de que note traía de un acuerdo de cohabitación y de que no vas a ser mi compañera en ese sentido, de manera que no podrás reclamar nada de mí en el futuro.

— ¡Oh, ya capto el mensaje! — Espetó _____, herida en su orgullo — Estás protegiendo tus propiedades, aunque sabes muy bien que no tengo ningún interés en tu dinero. ¡Si me importara el dinero, me habría casado contigo cuando tuve oportunidad de hacerlo!

La mirada de Joseph destelló de rabia ante la abierta acusación.

—Toma — dijo a la vez le entregaba un documento que había sobre la mesa — Léelo y fírmalo.

_____ se sentó en la silla más cercana y empezó a leer el contrato. Se quedó horrorizada ante la crueldad que revelaba. Joseph había reducido su futura relación a un frío cumulo de exigencias y prohibiciones
A cambio del privilegio de cuidar de Marie y de tener todos sus gastos cubiertos por Joseph, debía compartir su cama cuando él quisiera. Tenía que vivir, vestir y viajar, cómo y cuando él quisiera. Además, debía aceptar que la vida privada de Joseph no era asunto suyo y que cualquier interferencia en aquel terreno podría considerarse un incumplimiento del acuerdo. Las condiciones de sus «servicios» eran increíblemente humillantes y detalladas. ¿Cómo se había atrevido Joseph a hablar de asuntos tan íntimos con sus abogados? ¿Cómo había tenido el valor de dictar unas condiciones tan vergonzosas?

— ¡Esto es... indignante! ¿Por qué no me pones directamente un collar y me sacas a pasear como a un perro?

Anyi
Admin

Femenino

Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 30/12/2010
Edad : 22

http://www.twitter.com/anyibrito

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dulce Sabor de la Venganza (Joe Jonas & Tu) Capitulo Final

Mensaje por Anyi el Miér Mayo 11, 2011 12:41 pm

Capitulo 8

—Quiero que la descripción de tu trabajo sea muy detallada. Soy sincero respecto a lo que quiero y espero de ti. No podrás decir que no te he avisado.

______ se fue indignando más según iba leyendo. No iba a tener derecho a sacar a Marie de casa sin el permiso de Joseph y, si lo obtenía, tendría que hacerlo acompañada de vigilancia. Cualquier intento de reclamar algún derecho sobre la niña le haría perder el derecho a verla. _____ se estremeció ante la brutal amenaza y miró a Joseph. Por su expresión, era evidente que no estaba bromeando. No quería una querida, ni una compañera, por supuesto; quería una esclava.

—Hasta ahora no me había dado cuenta de hasta qué punto me odiabas —murmuró con voz temblorosa.

—No seas ridícula.

— ¡Si ni siquiera voy a poder discutir contigo, tampoco voy a poder respirar!

—Espero desacuerdos ocasionales — replicó Joseph en tono magnánimo — Pero no pienso aceptar tu continua hostilidad, algo que podría resultar muy incómodo.
_____ se quedó muda. Además de humillante, aquel acuerdo era una autentica pesadilla. Se sentía como si le estuvieran cortando las alas. Joseph estaba empeñado en adueñarse de su cuerpo y de su alma.

—Ya hemos perdido bastante tiempo discutiendo — dijo él, impaciente — Firma de una vez.

— ¿No puedo pedir asesoramiento legal antes de firmar? ¡Ni siquiera he terminado de leer el acuerdo!

—Claro que puedes, pero eso retrasaría las cosas al menos otras dos semanas y no podrías ver a Marie hasta entonces.

—Empiezo a entender por qué eres tan rico. Sabes muy bien qué botones pulsar, cómo presionar a la gente...

— Por supuesto — Joseph abrió los brazos en un fluido movimiento — Te deseo y estoy programado para luchar por ti.

—Pues luchas muy sucio — replicó _____ antes de seguir leyendo.

Joseph le ofrecía una cantidad mensual para sus gastos extravagantemente elevada, y otra aun más generosa como compensación al final de su relación. ¿Cómo iba a luchar contra él? Lo único que le importaba en aquellos momentos era ver a Marie, cuidar de ella y asegurarse de que recibía el amor que necesitaba. No estaba dispuesta a perder aquella oportunidad.

— ¿Vas a firmar o no?

—Si firmo ahora, ¿cuándo podré ver a Marie?

—Mañana.

_____ respiró profundamente y se puso en pie para dejar el documento en la mesa.

—Firmaré.

Joseph hizo entrar a dos abogados que fueron testigos de la firma del acuerdo. _____ no se atrevió a mirarlo a los ojos, pues Joseph le había hecho sentirse como una prostituta que estuviera vendiéndole no sólo su cuerpo, sino también su voluntad.

— ¿Y ahora qué? — preguntó cuando se quedaron a solas.

—Esto... — Joseph la rodeó con sus brazos, la tomó por la barbilla, le hizo alzar el rostro y la besó. El cuerpo de ____ reaccionó al instante. La masculina urgencia de Joseph resultaba increíblemente excitante. Una incontenible oleada de anhelo sexual se adueñó de ella. Impulsada por la tensa sensibilidad de sus pechos y el húmedo calor que rezumó entre sus muslos, se pegó al musculoso y fuerte pecho de Joseph. Cuando él la tomó por las caderas y la atrajo hacia sí para hacerle sentir su poderosa erección, un ronco e involuntario gemido escapó de la garganta de _____. Joseph apartó su atractivo y moreno rostro y le dedicó una sonrisa de auténtico depredador.

—Fría por fuera y ardiente por dentro, koukla mou (mi muñeca). ¿Cuántos hombres más ha habido en tu vida?

______ lo odió con toda su alma por haberse atrevido a hacerle aquella insolente pregunta.

—Unos cuantos — mintió sin dudarlo, decidida a ocultar que, hasta entonces, sólo él había sido capaz de despertar aquella respuesta en ella — Soy una mujer apasionada.

La mirada de Joseph pareció helarse.

—Evidentemente. Pero a partir de ahora toda esa pasión es mía. ¿Comprendido?

______ adoptó una expresión de mujer fatal y parpadeó.

—Por supuesto — tras un momento de silencio, añadió — Y ahora, ¿vas a decirme cómo es Marie?

Joseph pareció sorprendido por la pregunta.

—Es un bebé. ¿Qué puede decirse de un bebé? Es bonita... tranquila, buena; apenas se nota que está.

_____ bajó la mirada para ocultar su preocupación. Un bebé de dieciocho meses debía ser animado, curioso, charlatán... casi todo menos callado y discreto. Evidentemente, su sobrina aún sufría los efectos de la pérdida de sus padres.

Anyi
Admin

Femenino

Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 30/12/2010
Edad : 22

http://www.twitter.com/anyibrito

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dulce Sabor de la Venganza (Joe Jonas & Tu) Capitulo Final

Mensaje por Anyi el Miér Mayo 11, 2011 12:42 pm

Capitulo 9

— ¿Tienes una relación cercana con ella?

—Por supuesto. Y ahora, si eso es todo, la limusina te está esperando. Tienes un compromiso al que asistir.

— ¿Dónde?

—Esta noche voy a llevarte a la inauguración de una galería. Necesitarás ropa.

—Tengo ropa.

—Pero no la adecuada para mi vida social. Nos vemos luego — dijo Joseph antes de salir de la sala.

_____ tomó su copia del acuerdo y volvió a la limusina. El conductor la llevó a un salón de diseño. Era evidente que su visita estaba programada. La condujeron directamente a una sala en la que le tomaron medidas. Unos minutos después le llevaron varios vestidos para que se los probara.

—Al señor Jonas le gustaba especialmente éste para el acontecimiento de esta tarde.

Asombrada por el hecho de que Joseph hubiera utilizado su valioso tiempo para preocuparse hasta aquel punto por su aspecto, _____ se contuvo de decir que aquel vestido no era para nada su estilo. Trató de centrar sus pensamientos en Marie y se probó el vestido sin hacer comentarios. Se mostró igualmente tolerante con el resto de prendas que le llevaron, incluso con la absurda y frívola colección de lencería que le presentaron. Desafortunadamente, la perspectiva de tener que ponerse aquellas provocativas prendas para Joseph le puso al borde de un ataque de pánico. De pronto lamentó haber hecho gala de una experiencia de la que carecía. A continuación, el chófer la llevó a un salón de belleza. Mientras la peinaban y maquillaban, _____ pensó con ironía que por algo la llamaba Joseph
koukla mou, «mi muñeca».

Después fue conducida hasta el ático de tres niveles que Joseph tenía junto a Hyde Park. Lujosas cantidades de espacio parecían partir en todas direcciones desde el impresionante vestíbulo de entrada. _____ fue inmediatamente guiada con su compra hasta el dormitorio principal. Una piscina destellaba tras las puertas de un patio lleno de plantas. Una doncella que se dirigió a ella en griego le mostró con orgullo el amplio vestidor del dormitorio y el opulento baño de mármol. _____ apenas podía apartar la atención de la enorme cama que ocupaba el centro del dormitorio.

Era tan grande que Joseph iba a tener que correr alrededor de ella para atraparla, pensó absurdamente mientras su corazón empezaba a latir más y más deprisa. Sexo con Joseph... algo con lo que había soñado siete años antes y que ahora le parecía una amenaza. Pero si, como solía decirse, la práctica llevaba a la perfección. Joseph debía de haberse convertido en un maestro de aquel arte. Tras tomar una ducha seleccionó un sujetador de encaje color turquesa y unas braguitas a juego. Tras ponérselos posó ante el espejo y notó cómo se ceñía el sujetador a la plenitud de sus pechos y las braguitas a la curva de sus caderas, por no mencionar otras partes más íntimas. Justo en aquel momento se abrió la puerta sin previa advertencia y _____ se cubrió rápidamente con una toalla. Joseph estaba en el umbral de la puerta, más alto y poderoso que nunca.

—Deberías haber cerrado la puerta si no querías compañía—dijo en tono burlón — Para ser una mujer que ha estado con unos cuantos hombres, y te cito textualmente, pareces muy tímida.

_____ alzó la barbilla con gesto retador.

— ¡No hay un gramo de timidez en mi cuerpo!

—Suelta la toalla y demuéstralo.

_____ abrió la mano con que sostenía la toalla y la dejó caer al suelo. Sabía que era una tontería, pero se sentía diez veces más desnuda con aquella ropa interior que si no hubiera llevado nada. Joseph la miró sin tratar de ocultar que estaba disfrutando con la visión de sus seductoras curvas.

—Va a merecer la pena desnudarte, glikia mou
.
_____ sintió que se le secaba la boca cuando Joseph dio un paso hacia ella, la tomó con ambas manos por las caderas y la alzó para dejarla sentada sobre el mármol del lavabo.

— ¿Qué haces? — preguntó, desconcertada.

—Apreciarte — murmuró Joseph a la vez que se inclinaba hacia ella y aspiraba el aroma de su piel. Por fin tenía a ____ donde quería. Aquél fue un momento de suprema satisfacción para él. Apoyó los labios contra la tierna y palpitante piel de la base de su cuello. La saboreó con la punta de la lengua a la vez que alzaba las manos para retirar los tirantes del sujetador de sus hombros y liberar sus respingones pechos de su confinamiento.

—Eres perfecta — murmuró mientras tomaba en una mano uno de sus pechos y acariciaba con el pulgar su rosada cima. _____ estaba desprevenida para enfrentarse a aquel reto sexual antes del anochecer. La sensibilidad de sus pezones era casi insoportable.

Echó la cabeza atrás y un gemido escapó de su garganta mientras Joe seguía acariciándola. Una involuntaria oleada de placer recorrió su cuerpo cuando el inclinó la cabeza y tomó entre los labios uno de sus pezones. Un intenso deseo se estaba apoderando a marchas forzadas de su traidor cuerpo. Joseph alzó el rostro para besarla en los labios y hundir la lengua en el cálido interior de su boca a la vez que la acariciaba con dedos expertos entre las piernas, haciéndole estremecerse.

Sin prisas, introdujo sus dedos por el lateral de las braguitas de _____ y los movió en lentos círculos en torno al centro de su deseo. _____ sintió que su voluntad la abandonaba por completo mientras Joseph la sometía a su erótica maestría
Muy pronto alcanzó el punto en que podría haber llorado de frustración a la vez que le rogaba que la tomara allí mismo. Un ronco gemido escapó de la garganta de Joseph cuando ella lo atrajo hacía sí con manos frenéticas, en busca del contacto físico que su posición les negaba.

—Respira hondo, khriso mou — murmuró — Tenemos que asistir a la inauguración de una galería y yo necesito una ducha...

— ¿A la inauguración de una galería? —

_____ tuvo que hacer verdaderos esfuerzos para recuperar su capacidad de pensamiento racional. Fue como salir de un coma. Le abochornó darse cuenta de que Joseph había estado a punto de seducirla en su baño para luego tratar de irse hacia la ducha mientras ella seguía aferrada a él. Apartó sus manos de él como si le quemara.

—Por supuesto.

—No tenemos tiempo — Joseph la alzó del mármol con sus poderosas manos —No quiero tratarte con prisas — murmuró roncamente —Quiero disfrutar a fondo de ti.

— ¡Tratarme con prisas! — repitió ____ con desdén.

—Me deseas — replicó él con satisfacción

—Llegará el momento en que te dará igual cómo te tome... lo único que te importará será que lo haga.

Aquellas palabras fueron como un cubo de agua fría para _____.

— ¡Jamás! ¡Antes preferiría morirme!

Una sonrisa casi voraz curvó la perfecta boca de Joseph.

—Conozco a las mujeres: nunca me equivoco...

— ¡Te equivocaste una vez! — le recordó _____ sin pensárselo dos veces. La expresión de Joseph se endureció al instante.

—No entres en eso — advirtió. Lamentando sus imprudentes palabras, _____ se apartó de él y volvió al dormitorio mientras recordaba el breve instante de alegría que experimentó cuando Joseph le dijo que quería casarse con ella. Pero su felicidad se transformó en horror un instante después, cuando Joseph anunció públicamente sus planes y añadió que ella iba a renunciar a sus estudios de medicina para concentrarse en ser una esposa y madre. Minutos después mantuvieron una acalorada disputa en la que quedó claro que Joseph podía ser tan inflexible como una roca cuando se lo proponía. Ante la negativa de _____, la rechazó por completo. Con él no había medias tintas. Para ella, la ruptura fue tan cruel e injusta como una muerte repentina. Pero al menos ahora sabía qué esperar de Joseph Jonas. Si volvía a hacer algo que lo disgustara, no habría una segunda oportunidad...

Anyi
Admin

Femenino

Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 30/12/2010
Edad : 22

http://www.twitter.com/anyibrito

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dulce Sabor de la Venganza (Joe Jonas & Tu) Capitulo Final

Mensaje por Anyi el Miér Mayo 11, 2011 12:43 pm

Capitulo 10

—Casi lo olvido — dijo Joseph, que entró en una habitación llena de libros que daba al pasillo mientras _____ se detenía en el umbral. _____ vio que tomaba una cajita alargada de un escritorio.

—Ven aquí — dijo Joseph con su habitual impaciencia — No puedes salir sin joyas.

—No tengo ninguna — confesó _____.

—Yo voy a empezar tu colección.

Joseph sacó de la caja un collar de diamantes mientras _____ se aproximaba a él.

—Date la vuelta.

— ¡No lo quiero! — dijo _____ con firmeza. Había tolerado lo de la ropa, pero aquello era demasiado.

—Pero yo quiero que te lo pongas — Joseph la tomó por los hombros sin miramientos y le hizo darse la vuelta. _____ se estremeció al sentir el roce de sus dedos en el cuello mientras le ponía el collar. Tras hacerle darse la vuelta de nuevo, Joseph la contempló con una satisfacción que no mermó la abierta hostilidad de su mirada.

_____ se sorprendió al ver la cantidad de gente que había en la inauguración. Nunca habría soñado con ver tanta gente bien vestida y tantas celebridades reunidas en el mismo sitio. Y tampoco había recibido nunca tanta atención. En el momento en que entró en la sala del brazo de Joseph, todas las mujeres volvieron la cabeza en su dirección. Un murmullo de conjeturas acompañó su paso entre la multitud. Mientras Joe conversaba con uno de los escultores que exponía en la galería, _____ se dedicó a mirar los cuadros expuestos. Estaba contemplando un atractivo paisaje marino cuando fue abordada por un intento de p_____rroja alta de piernas larguísimas y cuerpo escultural vestida con un diminuto vestido de raso blanco.

—De manera que tú eres mi sustituta — espetó sin preámbulos — ¿Quién diablos eres? ¿Cuándo te conoció Joseph?

_____ ya sabía quién era. Se trataba de Vanessa, una supermodelo y, probablemente, la última ex de Joseph. No dijo nada, porque había captado el brillo de las lágrimas en sus ojos y su afligida expresión.

—No recibirás ninguna advertencia de que todo ha acabado. Un día estás dentro y el mundo es tu ostra, y al día siguiente estás fuera y no puedes hacer nada al respecto. El ya no responde a tus llamadas y todo el mundo te da con la puerta en las narices.

—Tiene que haber opciones más seguras y gratificantes para una mujer tan joven y guapa como tú — dijo _____, tratando de infundirle ánimos — No le des la satisfacción de saber que te importa.

Vanessa la miró con expresión de asombro.

— ¿Estás siendo amable conmigo? ¿No estás celosa?

—No — contestó _____ con dignidad — No soy del tipo celoso.

De pronto notó que Vanessa apartaba la atención de ella.

—Vanessa — saludó Joseph a sus espaldas. Vanessa giró sobre sus talones y se perdió entre la multitud.

—De manera que no eres celosa — añadió Joseph con ironía.

—Por supuesto que no — aseguró _____, pensando en los siete años que había pasado leyendo sobre sus aventuras con incontables mujeres. Fuera donde fuese, Joseph se convertía en el objetivo de toda mujer ambiciosa. Era un hecho de la vida y, mientras siguiera siendo tan rico y atractivo, no era probable que la situación fuera a cambiar. Joseph señaló el cuadro que había estado mirando _____.

—Me recuerda a Lykos... la playa que hay bajo la casa — comentó a la vez que inclinaba la cabeza hacia el dueño de la galería, que estaba cerca de ellos

—Nos lo quedamos.

Joseph había heredado la isla griega de Lykos por parte de la familia de su madre. _____ recordó la ocasión en que estuvo con él de picnic en la isla. Joseph le habló de los planes que tenía para revitalizar la economía de Lykos e impedir que la población dejara de disminuir. Le impresionó mucho su sentido de la responsabilidad por la aislada comunidad de la isla.

— ¿Dónde vas a colgar el cuadro? — preguntó Joseph cuando salieron de la galería._____ no ocultó su sorpresa.

— ¿Dónde voy a colgarlo? — repitió — ¿Estás diciendo que lo has comprado para mí?

— ¿Por qué no?

—Porque no quiero que me compres cosas como ésa. — ¡Resulta indecente el modo en que gastas tu dinero conmigo! — siseó _____mientras se encaminaban hacia la limusina.

Unas barreras de protección impedían que los miembros de la prensa reunidos en la entrada se acercaran demasiado a ellos. _____ parpadeó como un búho mientras destellaban los flashes de las cámaras y los periodistas bombardeaban con preguntas a Joseph, que permaneció impasible hasta que estuvieron dentro de la limusina.

—Por supuesto que te voy a comprar cosas — dijo en cuanto estuvieron sentados

—Más vale que te vayas acostumbrando.

—Sólo estoy aquí por Marie. Mi única recompensa va a ser estar con ella.

Joseph entrecerró los ojos y la miró con irónica dureza.

—A ningún hombre le gusta que le digan que su único atractivo reside en un bebé de dieciocho meses, khriso mou

_____ irguió su pálida cabeza.

— ¿Aunque sea cierto?

— Pero no lo es. Es una mentira de la que deberías avergonzarte — replicó Joseph en tono despectivo — Me deseas tanto como me deseabas hace siete años. No utilices a la niña de excusa.

—No es una excusa. Puede que te encuentre ocasionalmente atractivo... pero no habría hecho nada al respecto.

— ¿Demasiado timorata? No cumplía los requisitos de tu estrecha mentalidad, de manera que el hecho de que nos deseáramos mutuamente no significó nada para ti.

—No seas ridículo... ¡por supuesto que significó algo! — Replicó _____

Anyi
Admin

Femenino

Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 30/12/2010
Edad : 22

http://www.twitter.com/anyibrito

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dulce Sabor de la Venganza (Joe Jonas & Tu) Capitulo Final

Mensaje por Anyi el Miér Mayo 11, 2011 12:44 pm

Capitulo 11

— Pero tú querías que fuera algo que no podía ser.

Joseph cerró con fuerza su mano en torno a la de ella para forzarla a mirarlo.

—Sólo quería que fueras una mujer, no una feminista alborotadora...

_____ lo miró con resentimiento.

—Nunca he sido una alborotadora. Sólo fui razonable. Queríamos cosas totalmente distintas de la vida. Nuestra relación no habría funcionado.

—El tiempo lo dirá, sin duda — dijo Joseph a la vez que la soltaba. El silencio se adueñó de la limusina durante el resto del trayecto. _____ aún no podía creer ni aceptar que estuvieran a punto de compartir la cama.

Una vez en el ático, ella dijo:

—Si la pintura es mía, la colgaré aquí en algún sitio — dijo de pronto, sucumbiendo a la repentina necesidad de aliviar la tensa atmósfera reinante

—Porque de momento no tengo otro sitio en que vivir.

Joseph le dedicó una sonrisa satisfecha, como si la sombría afirmación de _____hubiera resultado reconfortante para él.

—Ahora vives donde vivo yo.

Un involuntario escalofrío recorrió la espalda de _____ cuando se hizo consciente del nivel de dependencia que implicaba aquella afirmación de Joseph. El alto y poderoso griego la tomó de las manos para que se volviera hacia él.

—No luches contra lo inevitable. Acepta los cambios que se van a producir en tu vida. Puede que incluso acabes disfrutando de ellos.

— ¡Eso nunca!

— Ninguna otra mujer se ha atrevido nunca a enfrentarse a mí como lo haces tú — dijo él en tono de indulgencia — Eres verdaderamente única.

_____ cerró los ojos, de manera que cuando Joseph inclinó la cabeza para besarla su única arma fue su rabia. Pero cuando apoyó las manos contra su pecho para apartarlo de su lado, se lo pensó dos veces. Había hecho un pacto con el diablo y había llegado la hora de pagar. Mientras Joseph la besaba, permaneció rígida como una estatua. Pero él jugueteó con su lengua y sus labios hasta que _____ dejó de pensar con claridad y su resistencia comenzó a debilitarse. Con un masculino gruñido de aprobación, Joseph la tomó en brazos y la llevó al dormitorio. El corazón de _____ latía tan rápido que apenas podía respirar. Cuando Joseph la dejó en la cama, ella agitó los pies para quitarse los zapatos. Una cálida vaharada de aire acarició su espalda cuando él le bajó la cremallera del vestido. Los besos de Joseph, las caricias de su lengua entre sus labios entre abiertos, actuaron como un increíble afrodisíaco que despertó cada célula del cuerpo de _____.Por un instante se quedó conmocionada al reconocer que lo deseaba y necesitaba tanto como el aire que respiraba. Una intensa sensación de culpabilidad se apoderó de ella al reconocer con amargura que era más débil de lo que pensaba.

—Déjalo ya — murmuró Joseph.

— ¿Cómo? — preguntó _____, desconcertada.

—Deja de pensar en lo que estás pensando. Más que una mujer pareces una momia egipcia --- _____ no pudo evitar que el rubor cubriera sus mejillas. — De hecho, no pienses en absoluto. Esto es sexo.

—No tienes que desmenuzarlo en trocitos para analizarlos bajo un microscopio. Sé espontanea, natural...

— ¿Natural? —repitió _____ despectivamente — ¡Esto es lo más antinatural que he hecho nunca!

—Sólo porque te empeñas en luchar contra lo que te hago sentir.

El hecho de que reconociera su lucha sorprendió a _____, pues nunca habría esperado que Joseph la comprendiera tan bien. Pero si quería que su acuerdo funcionara, debía dejar de juzgarlo y de esperar de él más de lo que estaba dispuesto a darle.

— ¿Cuántos hombres dijiste? — preguntó él mientras empezaba a desvestirse.

— ¡No mencioné ninguna cantidad! — replicó _____ a la defensiva. La expresión de Joseph adquirió un matiz irónico mientras seguía desvistiéndose. _____ fue incapaz de apartar la mirada de su poderoso torso, de sus músculos. También estaba magníficamente dotado... y excitado. Sintió que se le secaba la garganta y temió que su corazón se acabara desbocando.

— ¿Menos de cincuenta? — preguntó Joseph en tono desenfadado._____ le lanzó una mirada horrorizada. —Definitivamente, menos de cincuenta — decidió Joseph.
— ¡Eso no es asunto tuyo!

—Sal de debajo de la sábana.


Con una serie de violentos movimientos, _____ apartó la sábana y se apoyó contra las almohadas en una exagerada pose de modelo.

— ¿Satisfecho?

Joseph posó la mirada con evidente aprecio sobre los pechos de _____, apenas ocultos por su sujetador de encaje.

—Todavía no. Quítatelo todo, glikia mou

_____ abrió los ojos de par en par.

— ¿Todo?

Joseph asintió. _____ permaneció un momento quieta y luego salió de la cama. Con gesto desafiante, se quitó el sujetador y luego las braguitas. Joseph se acercó a ella y la tomó en brazos.

—Siento que llevo toda la vida esperándote — murmuró, antes de reclamar la delicada boca de _____ en un beso casi salvaje a la vez que acariciaba sus pechos. El cuerpo de _____ revivió con una inmediatez casi dolorosa. Oleadas de agridulce anhelo la recorrieron desde la cima de sus pechos hasta su pelvis y despertaron en ella una sensación de vacío que fue inmediatamente seguida por una intensa punzada de deseo que hizo que sus músculos se contrajeran. La erótica exploración de la lengua de Joe aplacó en parte su ansiedad, pero sólo en otra ocasión había experimentado aquella necesidad y, como entonces, su poder y su fuerza la asustaron. Sin embargo, instintivamente, alzó las caderas y separó las piernas, buscando un contacto más íntimo con él. Joseph alzó la cabeza para mirar sus ruborizadas mejillas y el inflamado contorno de su boca.

—Disfrutarás mucho más cuando dejes a un lado ese rígido autocontrol.

—No te burles de mí...

—No me estoy burlando. Quiero que ésta sea una noche inolvidable para ti.

_____ estaba tan tensa que apenas podía pensar. Era evidente que, también entre las sábanas, Joseph, el macho alfa definitivo, estaba empeñado en conseguir el mejor resultado posible. Al mismo tiempo, era tan atractivo que su corazón se inflamaba sólo con mirarlo. En un movimiento puramente instintivo, pasó una mano tras su nuca y lo atrajo hacia sí para que la besara de nuevo. El la miró con evidente sorpresa.

—Hablas demasiado — murmuró _____.Joseph rió antes de besarla con irrefrenable pasión. La excitación que se adueñó de nuevo de _____ acabó con el resto de sus defensas.

—Se thelo…te deseo — dijo él con voz ronca — Cuando reaccionas así a mis besos me vuelves loco, khriso mou

Anyi
Admin

Femenino

Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 30/12/2010
Edad : 22

http://www.twitter.com/anyibrito

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dulce Sabor de la Venganza (Joe Jonas & Tu) Capitulo Final

Mensaje por Carla Catamo el Miér Mayo 11, 2011 2:54 pm

=O Siigueeelaaaaaaa!

_______________________________________________


♫ Tu eres la luz que hace que mi oscuridad desaparezca ♪

I ♥ Nicholas Jerry

~I ♥ Jonas Brothers~



Follow Me @CarlaCatamo

Nueva Novela:
Un amor Inolvidable.
______ estaba decidida a sacar definitivamente de su mente el recuerdo de Nicholas Jonas. Habían pasado ya nueve años desde que aquel atractivo amigo de su hermano le había robado el corazón con un beso. Pero ya había llegado el momento de poner fin a aquella locura, de dejar de comparar a cada hombre que conocía con Nicholas. Había llegado la hora de dejar que algún hombre la amara. Justo entonces apareció inesperadamente Nicholas, anunciando que había puesto fin a su matrimonio y convirtiéndose en una tentación irresistible para ______.

Carla Catamo
Admin

Femenino

Mensajes : 227
Fecha de inscripción : 30/12/2010
Edad : 23

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dulce Sabor de la Venganza (Joe Jonas & Tu) Capitulo Final

Mensaje por lisset2011 el Jue Mayo 12, 2011 12:19 pm

fuckfuckkkkkkkkk you!!!!!1 jajajaja me encnata joe es un gran bastardo pero rayos!!!! vale tenerselo de paqete jajajaja
amo a joe!!!!!! jajaja hasta de malvado es hot!!!!!
me encanta seguilaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
seguilaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
seguilaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
seguilaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
pliz Y BEG YOU!!!!!!!!!

lisset2011
+ Nuev@ +

Femenino

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dulce Sabor de la Venganza (Joe Jonas & Tu) Capitulo Final

Mensaje por lisset2011 el Jue Mayo 12, 2011 12:24 pm

AMO TU NOVE ENSERIO ME ENCANTAA!!!!MUCHISIMO SIIII
QIERO +++++++++++CAPSSSSSS PLIZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZ
CAP+++++++++CAP+++++++++++++CAPPPP+++ PLIZZZZZZZ
CAP+++++++++CAP++++++++CAP+++++++CAP++++CAP++!!
Laughing

lisset2011
+ Nuev@ +

Femenino

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dulce Sabor de la Venganza (Joe Jonas & Tu) Capitulo Final

Mensaje por Carla Catamo el Jue Mayo 12, 2011 7:52 pm

Siiiii maaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaass caaapiiiiiis Very Happy

_______________________________________________


♫ Tu eres la luz que hace que mi oscuridad desaparezca ♪

I ♥ Nicholas Jerry

~I ♥ Jonas Brothers~



Follow Me @CarlaCatamo

Nueva Novela:
Un amor Inolvidable.
______ estaba decidida a sacar definitivamente de su mente el recuerdo de Nicholas Jonas. Habían pasado ya nueve años desde que aquel atractivo amigo de su hermano le había robado el corazón con un beso. Pero ya había llegado el momento de poner fin a aquella locura, de dejar de comparar a cada hombre que conocía con Nicholas. Había llegado la hora de dejar que algún hombre la amara. Justo entonces apareció inesperadamente Nicholas, anunciando que había puesto fin a su matrimonio y convirtiéndose en una tentación irresistible para ______.

Carla Catamo
Admin

Femenino

Mensajes : 227
Fecha de inscripción : 30/12/2010
Edad : 23

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dulce Sabor de la Venganza (Joe Jonas & Tu) Capitulo Final

Mensaje por lisset2011 el Dom Mayo 15, 2011 10:18 pm

plizzzzzz anyi!!! sube capppp plizzz me esty muriendo sube cap porfa qiero saber qe pasa ??? porfisssssssss
cap+++++caps+++++capssss!!!!!!!!
caps++++++caps+++++++caps++++ creo qe me esty vovlviendo crazy jajajajaja ahhh!!! es qe tu nove me rencanta qe no lo puedo evitarrrrr sube cap++cap++cappp siiii!!!!
Crying or Very sad Crying or Very sad Crying or Very sad

lisset2011
+ Nuev@ +

Femenino

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dulce Sabor de la Venganza (Joe Jonas & Tu) Capitulo Final

Mensaje por lisset2011 el Jue Mayo 19, 2011 6:08 pm

i beg you sube cap plizzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz
plizzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzpliz
plizzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz
plizzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz
qeremos cap!!!qiero cap!!!!!qeremos cap!!!!!qiero cap!!!!
plizzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz
cap++cap+++cap+++cap+++cap+++cap+++cap++++
cap++++cap+++cap+++cap+++cap++++cap+++++++
me esty volviendo lok sino subes plizzzzzzzzzzzzzzzzz
plizzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz
cap++cap++cap++ca+cap++cap+++cap+++cap+++

lisset2011
+ Nuev@ +

Femenino

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dulce Sabor de la Venganza (Joe Jonas & Tu) Capitulo Final

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 9:19 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.